domingo, abril 01, 2007

Recobrar la visión

Anoche me asomé a la ventana y me di cuenta de que la lámpara del poste de enfrente de casa no emite haces de color amarillo oscuro sino luz rosácea claro. Ya al atardecer me parecía haber percibido un color de cielo que no me resultaba conocido.

En los últimos años los cristalinos de mis ojos habían perdido transparencia y en las pasadas semanas ya no podía siquiera conducir por la noche. Tenía conciencia de ello, pero no sabía que mi percepción de los colores estaba corrupta por un engañoso lienzo que me hacía ver todo tras un velo grisáceo.

Acababa de ver la cinta que grabaron durante la operación de mi ojo izquierdo, que la pantalla de la televisión reproducía a página completa. Me fijé en que la cánula por medio de la cual el cirujano retiraba los restos del cristalino con el que nací, arrastraba pedacitos de un material de leve color beige, y que el espacio visible --la cámara del ojo-- iba quedando de un oscuro límpido. Ese color que tiene el firmamento en una noche cerrada, cuando el aire ha soplado fuertemente durante días y días y el cielo se condensa en su color más puro.

Observé luego cómo una cánula introducía en el espacio dejado por el cristalino un lente transparente, inmaculado, que el cirujano ajustó con gran destreza, rápidamente, al interior de la cápsula donde mi cristalino viviò casi siete décadas.

Recordé los relatos de mi madre sobre la ceguera de mi abuela, que a los cincuenta años había perdido totalmente la visión por causa de las cataratas. En la familia siempre se comenzaba a hablar un poco más despacio cuando se mencionaba que la había operado Barraquer en persona. Una reverencia especial para el eminente oftalmólogo español, que le devolvió la transparencia a los ojos de mi abuela. No así la definición, que tendría que obtener el resto de su vida con unos anteojos como culos de botella.

Mamá me contaba que durante años, antes de la prodigiosa operación, tuvo que leerle a mi abuela Lola porque ella misma no podía hacerlo. Cuando cumplí cuatro años y comencé a leer, mi abuela, que no podía vivir sin las noticias, me pedía que le leyera del diario los artículos largos o escritores en letra muy pequeña.

Durante la ceguera de la abuela, mamá le leyó toda clase de libros. En la familia siempre hubo fuerte apego a la letra escrita. Entre literatura más seria, la abuela pedía que le leyera los folletines semanales de Los misterios de París, que eran unas historias contadas a la manera de los capítulos periódicos del inglés Dickens cuyos envíos desde Inglaterra iban a esperar los lectores en los muelles de Nueva York cuando se acercaba el barco que los traía de Europa.

Nunca supe en realidad qué historias se contaban en esos famosos misterios parisinos. Deben haber atrapado poderosamente a los lectores, y en el caso de mi abuela, a los escuchas.

La ceguera, las lecturas, la operación y todos esos episodios familiares sucedieron en Cuba, la dulce, la bella, la tierra esa maravillosa enclavada a medio Mar Caribe a donde muchos españoles fueron a vivir, a que los vientos marinos arrasraran los malos recuerdos de una España que no había podido hacerlos felices.

Cuando nació mi hija pequeña decidí que se llamara Carmen Lucía. Carmen, para que tuviera de por vida esa ligazón española que me dejaron mi madre y su familia, y que es muy fuerte en mí.

Ella ha proveído esta operación que me ha devuelto la luz prístina e indeclinable, y ahora sé por qué le puse Lucía cuando era una niña que se apresuró a salir de mi vientre un mes antes del término normal, cuando aún no pesaba más allá de cinco libras y media y lo único que le interesaba era dormir.

12 Comments:

Blogger Angel said...

Bien, felicidades, ahora a disfrutar de la recién retornada luz y al tajo que últimamente se te echaba de menos.

10:39 a. m.  
Blogger Jorge Mux said...

Ana, muy feliz regreso a esta tierra virtual plena de colores que ahora tus ojos podrán volver a disfrutar. Tu crónica es maravillosa. Me sorprendió encontrar en ti esa fascinación por Cuba, por España y por el nombre Lucía. Yo tengo una nostalgia de España (que nunca conocí), una añoranza romántica de Cuba (donde nunca estuve) y quisiera que mi hija se llamara Lucía (la hija que todavía no tengo)

11:16 a. m.  
Blogger Jagilcorzo said...

Estimada Ana María:
Bienvenida de nuevo a tu propia casa.
Había extrañado tus interesantes crónicas.
Qué alegría que ya puedas ver de nuevo los colores chapines en todo su esplendor. No podría imaginarte visitando tu querido Chichi, sin poder ver las tonalidades arco iris propias de su mercado dominguero.

7:44 p. m.  
Blogger Goathemala said...

Me alegro que recuperase la visión. Me da un repelús imaginar que tiene y visiona el vídeo de la operación. Yo no sé si podría.

Y, lo que son las cosas, usted con añoranza española y yo con guatemalteca.

Tengo pérdida total del olfato. Anosmia lo llaman, puede estar relacionado con una desviación del tabique nasal que viene desde mi nacimiento. Me operaré en meses (estoy esperando que terminen el hospital de aquí al lado). Espero al menos que el aire entre pleno a los pulmones y veremos si recupero el olfato.

Saludos.

1:50 a. m.  
Blogger jovialiste said...

Antiguamente no existía el LASER, todas las operaciones de los ojos eran con bisturí.
Después de gozar de una vista perfecta durante casi toda mi vida, hace pocos años tuve un desprendimiento de retina en uno de los ojos; pero me operó un Academico de Medicina que es el mejor Oftalmólogo de la Argentina, y ese ojo diría que quedó mejor que el otro, tan buen trabajo hizo. No obstante, luego he comenzado a sentir otro problema distinto, éso que escribes sobre los colores, en especial en la calle, pues me cuesta un poquito ver el verde; y los contrastes, o los contraluces, o sea ver objetos hacia donde esta la fuente de luz, por ejemplo el Sol, o una lámpara potente por ejemplo de 100W o más. He consultado, y el profesional me ha dicho que la causa está en un comienzo de cataratas, pero hay que esperar a que avancen, para encarar cualquier operación, más que operan un ojo, y luego esperan para operar al otro.
He tenido una parienta que quedó ciega por las benditas cataratas; pero eso ocurrió ya hace muchos años.

8:48 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Admiring the hard work you put into your site and detailed information you present.

It's great to come across a blog every once in a while that isn't the same unwanted rehashed material.

Excellent read! I've saved your site and I'm including your RSS feeds to my Google account.


Also visit my webpage :: ardulab.com

8:30 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

I am not sure where you are getting your information, but good topic.

I needs to spend some time learning more or understanding more.
Thanks for great info I was looking for this
information for my mission.

Look at my page healthy foundations

9:41 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

If you are going for finest contents like myself, simply pay a
quick visit this website everyday as it offers quality contents, thanks

Feel free to visit my webpage ... http://code4pizza.com/wiki/index.php/User:RandellNu

1:59 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

It's enormous that you are getting ideas from this paragraph as well as from our argument made here.

Here is my web site: diet sheet for diverticulitis

7:23 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Currently it seems like Movable Type is the top blogging
platform available right now. (from what I've read) Is that what you're using on your blog?


Also visit my weblog; http://wiki.hackerspace.com.ua/index.Php?title=%D0%A3%D1%87%D0%B0%D1%81%D1%82%D0%BD%D0%B8%D0%BA:AidanArme

8:04 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Great info. Lucky me I discovered your website by accident (stumbleupon).
I have saved as a favorite for later!

My homepage; childrens place (loli.fsa.ulaval.ca)

12:20 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

I have learn some good stuff here. Certainly worth bookmarking for revisiting.
I wonder how a lot effort you set to make the sort
of magnificent informative website.

Stop by my webpage; backyardigans (www.planet1337.com)

4:34 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home